Crimepod Puerto Rico

DESAPARECIDO: Ángelo Cruz

January 20, 2021 Armando Torres Season 1 Episode 35
Crimepod Puerto Rico
DESAPARECIDO: Ángelo Cruz
Chapters
Crimepod Puerto Rico
DESAPARECIDO: Ángelo Cruz
Jan 20, 2021 Season 1 Episode 35
Armando Torres

En el 1998 uno de los mejores jugadores de baloncesto  de Puerto Rico desapareció y todavía se desconoce su paradero. Muchas personas aseguran haberlo visto, sin embargo, ya han pasado más de 20 años desde del momento de su desaparición. Conoce la historia de Ángelo Cruz uno de los jugadores más excitantes en la historia del baloncesto puertorriqueño.

Recuerda seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram 

Visita crimepodpr.com para más detalles.

Música de fondo:  "Too Much Funk" by David Fesliyan

Audios :
Nuyorican Basket, BSN (Fernando López), Clásicos del BSN

Fuentes de información:

https://www.slamonline.com/streetball/original-old-school-missing-the-point/

https://web.archive.org/web/20140314040850/http://www.elnuevodia.com/Xstatic/endi/template/imprimir.aspx?id=617253&t=3

https://en.wikipedia.org/wiki/Angelo_Cruz

Support the show (https://www.patreon.com/crimepodpr)

Show Notes Transcript

En el 1998 uno de los mejores jugadores de baloncesto  de Puerto Rico desapareció y todavía se desconoce su paradero. Muchas personas aseguran haberlo visto, sin embargo, ya han pasado más de 20 años desde del momento de su desaparición. Conoce la historia de Ángelo Cruz uno de los jugadores más excitantes en la historia del baloncesto puertorriqueño.

Recuerda seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram 

Visita crimepodpr.com para más detalles.

Música de fondo:  "Too Much Funk" by David Fesliyan

Audios :
Nuyorican Basket, BSN (Fernando López), Clásicos del BSN

Fuentes de información:

https://www.slamonline.com/streetball/original-old-school-missing-the-point/

https://web.archive.org/web/20140314040850/http://www.elnuevodia.com/Xstatic/endi/template/imprimir.aspx?id=617253&t=3

https://en.wikipedia.org/wiki/Angelo_Cruz

Support the show (https://www.patreon.com/crimepodpr)

Puerto Rico a pesar de ser una diminuta isla en el caribe es uno de los países que más deportistas de alto rendimiento produce per cápita. En prácticamente todos los deportes hemos tenido figuras que nos han representado con mucho orgullo ante el mundo. El baloncesto es uno de los deportes favoritos de los puertorriqueños y en mi caso es mi favorito. En los últimos años hemos tenido figuras muy importantes en el baloncesto como lo son José Juan Barea o Carlos Arroyo sin embargo poca gente recuerda el gran equipo nacional que tuvimos a finales de los años 70 cuando un grupo de niuyoricans se unió a los talentos locales para cambiar el rumbo del baloncesto de la isla para siempre. Uno de esos niuyoricans que de inmediato revolucionó el baloncesto local fue Angeló Cruz sin embargo luego de su ilustre carrera deportiva la tragedia tocaría su vida.

Ángel Cruz mejor conocido como "Monchito" o Ángelo fue un jugador de baloncesto de ascendencia puertorriqueña que nació el 20 de septiembre de 1958 en la ciudad de Nueva York y creció en el proyecto de vivienda pública Patterson en el Bronx. Ángelo amada el deporte y le encantaba competir. Cuando Ángelo era pequeño jugaba baloncesto prácticamente todo el día y hasta se escapaba por la ventana de su cuarto de noche para seguir jugando. Desde muy joven se convirtió en una reconocida figura de las canchas de la ciudad, incluso llegó a competir con jugadores del nivel de Nate Archibald quien era del mismo proyecto y quien llegó hasta el salón de la fama de la NBA. Se dice que en un juego de 1 contra 1 Nate no podía defender a Ángelo. Ángelo se convirtió en un jugador de baloncesto elite y fue reclutado por algunas de los principales programas de baloncesto de escuela superior de los Estados Unidos, sin embargo, por problemas académicos termino jugando en escuelas de inferior nivel en Oklahoma y en New Jersey. En algún momento fue considerado por los Knicks de Nueva York, pero desafortunadamente no fue seleccionado.

En el 1977 a sus 18 años Ángelo fue traído a Puerto Rico por Tuto Marchand, quien es quizás la figura puertorriqueña más importante en el baloncesto internacional.  Tuto firmó a Ángelo sin ni siquiera saber quién era, ya que un amigo le dijo; “fírmalo que no te vas a arrepentir”. Ángelo comenzó a jugar en la liga de Baloncesto Superior Nacional de Puerto Rico en donde jugó en la posición de armador o point guard para los Indios de Canóvanas durante 13 temporadas y ganó dos campeonatos back to back en el 1983 y en el 1984. Ángelo era bajito en comparación con los demás jugadores media apenas entre 5’7” a 5’9” de estatura, pero era muy habilidoso y muy rápido, incluso, brincaba tan alto que se la donqueaba en la cara a los jugadores más grandes y era el escogido para lanzar el balón en el momento del clutch, es decir, era el que tiraba el canasto cuando estaba a punto de sonar la chicharra o en el momento más decisivo del juego. 

Ángelo también era uno de los jugadores favoritos del público puertorriqueño porque era muy humilde jugaba con mucha pasión y nunca dijo que no cuando algún niño le pedían un autógrafo. Siempre reconocía a sus fanáticos.

Sus batallas más memorables en el Baloncesto Superior fueron contra los Vaqueros de Bayamón, los Mets de Guaynabo y los Atléticos de San Germán. 

Sus últimas 3 temporadas en el Baloncesto Superior fueron con los Titanes de Morovis y se retiró finalmente en el 1993. 

Ángelo Cruz fue parte del dream team que tenía el equipo nacional de baloncesto Puerto Rico, al que hoy en día conocemos como los 12 magníficos. A finales de los años 70s este equipo, del cual Ángelo era parte esencial, fue reconocido a nivel mundial por su participación en los juegos Panamericanos del 1979 celebrados en Puerto Rico. El partido por la medalla de oro fue contra los Estados Unidos, liderados por Isiah Thomas. El equipo nacional desplegó una bandera gigante de Puerto Rico en medio de la cancha creando así uno de los momentos más memorables de la historia del deporte de nuestra isla. Les recomiendo que vean el documental Niuyorican Basket para que vean más a fondo la historia de este espectacular equipo.

En el 1988 el equipo nacional de baloncesto de Puerto Rico clasificó para los Juegos Olímpicos de Seúl en Corea. Durante las olimpiadas Ángelo fue el líder en asistencias y segundo en puntos anotados del equipo. Muchos de nosotros recordamos el gesto de Carlos Arroyo cuando mostró su camiseta con el nombre de Puerto Rico al derrotar al Dream Team de los Estados Unidos, pero quizás no muchos recuerdan el canasto que encestó Ángelo Cruz para darle la victoria a Puerto contra Yugoslavia quien estaba invicto hasta ese momento y contaba con jugadores como Drazen Petrovic y Vlade Divac quienes también se encuentran hoy en día en el salón de la fama del baloncesto. Lamentablemente Puerto Rico fue derrotado por el equipo de los Estados Unidos en cuartos de final y Yugoslavia ganó la medalla de plata.

La última participación de Ángelo Cruz en torneos internacionales fue en el Mundial de la FIBA en el 1990 realizado en Buenos Aires, Argentina. Puerto Rico logró la 4ta posición en este importante torneo. 

En el 1993 Ángelo Cruz se retiró del baloncesto y un tiempo después regresó al barrio en el Bronx, allí trabajo un tiempo en el estadio de los Yankees, aunque no pude conseguir qué tipo de función realizaba. Se dice que también estuvo viviendo algún tiempo en Massachusetts. Ángelo al igual que muchos otros atletas locales fue víctima de la adicción a las drogas. Algunos de sus amigos, colegas y familiares le extendieron la mano para tratar de sacarlo del vicio incluso llegó a ser internado en una clínica de rehabilitación en un momento dado.

En el 1997 Ángelo Cruz regresó a Puerto Rico a visitar a su familia. Se cree que iba a trabajar como entrenador o en algún otro rol relacionado al baloncesto local. En mayo del 1998 mientras visitaba a su familia en Puerto Rico en el sector Santa Rita de Hato Rey, Ángelo habló con su hijo Alvin Cruz quien hoy en día es un veterano jugador del Baloncesto Superior Nacional. Ese día según cuenta Alvin en una entrevista con El Nuevo Día su padre le pidió que no firmara con los Capitanes de Arecibo, sino que firmara con los Vaqueros de Bayamón. Alvin hizo lo que su padre le pidió y firmó con Los Vaqueros. Unas dos semanas después, Alvin llegó de una práctica en la que se había doblado el tobillo y se dio cuenta de que en su casa no había hielo. Ese 1ero de mayo de 1998 su padre Ángelo Cruz salió supuestamente a buscarle hielo, pero nunca regresó. Ángelo no se llevó nada consigo. Ni su ropa, ni sus identificaciones, dejó todo atrás y se cree que se marchó a Nueva York. 

Lo último que supo su familia de Ángelo fue el día que una persona que lo conocía les trajo su pasaporte y un diario que él guardaba. Según se cree esas eras algunas de las pertenencias que él se había llevado a un programa de rehabilitación en la ciudad de Nueva York. Se suponía que Ángelo recogiera sus pertenencias al finalizar el programa, pero se marchó y nunca regresó por ellas.

Después de ese día algunas personas aseguran haberlo visto dando vueltas por el Bronx.  Otras dijeron que lo vieron deambulando por las calles, enfermo y sumergido en las drogas. También hay personas que lo vieron tocando la puerta de algún apartamento en la ciudad. Pero poco a poco, todos comenzaron a echarlo de menos y nunca se supo más de él.

Por años los familiares de Ángelo lo buscaron en cárceles, hospitales y hasta en las morgues, pero todas las búsquedas fueron infructuosas. 

Lo buscaron en los libros de cadáveres sin identificar y de personas desaparecidas del instituto de ciencias forenses de Puerto Rico, pero tampoco tuvieron suerte. Se hicieron gestiones para buscarlo en lugares en donde duermen personas sin hogar. Pero nadie pudo dar con su paradero.

Hay personas que aseguran haber escuchado el rumor de que Ángelo había muerto y algunas que dicen haber oído que lo mandaron a matar.

La Interpol no ha podido asegurar si Ángelo está vivo o muerto. 

Desde el 2011, se celebra un torneo de baloncesto en honor Ángelo Cruz en el proyecto de vivienda conocido como Patterson Houses en el Bronx. Además, se creó un fondo para becas deportivas en su memoria para apoyar a los jóvenes deportistas del área.

Ángelo fue reconocido como uno de los integrantes del mejor equipo de la década de los 80 del baloncesto de Puerto Rico y es recordado como uno de los jugadores más excitantes en la historia del baloncesto local.

De estar aun con vida Ángelo Cruz tendría 62 años en estos momentos. Su familia solo desea poder darle una conclusión a esta interrogante y a la incertidumbre que los consume ya por más de 20 años.

En una página de Facebook creada por la hermana de Ángelo Cruz llamada ‘Friends of Ángel Cruz’ con el propósito de dar con el paradero de su hermano se brinda la siguiente información.

 ANGEL CRUZ

·       Responde al nombre de:  MONCHITO, MONCH, ANGELO o ANGEL CRUZ ROSARIO

·       Su cumpleaños es el 20 de septiembre y nació en el 1958.

·       Es delgado mide unos 5'9'' de estatura y pesa unas 160 lb.

·       Tiene ojos marrones, cabello marrón, con entradas pronunciadas.

·       Tiene buena dentadura con todos sus dientes naturales.

·       Tiene un lunar negro en el área superior del pecho del tamaño de una peseta y una cicatriz del apéndice.

·       Puede padecer de depresión y dolores de espalda por tener los discos herniados.

·       Creció en el proyecto Patterson al sur del Bronx en Nueva York.

·       Se graduó de la Dewitt Clinton high school en el 1977.

·       Asistió a la PRINTING H.S., y la ALL HALLOWS H.S.  en NY.

·       Asistió al colegio BETHANY NAZARENE en, OKLAHOMA,

·       Ex jugador de baloncesto internacional en Puerto Rico.

·       Es además pintor de interiores, mecánico y guardia de seguridad.

·       Las últimas veces que lo vieron fue

o   Entre el 1997 -1998 en San Juan Puerto Rico y en el Bronx NY

o   Entre el 1996-1997 en NEW BEDFORD, MASSACHUSETTS

o   Entre el 1989 - 1996 en BRONXDALE, NEW YORK y en SAN JUAN, PUERTO RICO

Se cree Ángel Cruz que pudiese estar en un hospital o en un hogar de rehabilitación para el abuso de sustancias controladas, aunque la familia está consciente que las probabilidades de que haya fallecido son sumamente altas.