Crimepod Puerto Rico

El Asesinato de Bruiser Brody

November 11, 2020 Season 1 Episode 25
Crimepod Puerto Rico
El Asesinato de Bruiser Brody
Chapters
Crimepod Puerto Rico
El Asesinato de Bruiser Brody
Nov 11, 2020 Season 1 Episode 25

La lucha libre en Puerto Rico estaba en su mejor momento a finales de los años 80.  Semana tras semana miles de puertorriqueños se daban cita para ver este espectáculo. Uno de los luchadores favoritos del público era Bruiser Brody, sin embargo en el 1988 ocurrió un evento que marcó la lucha libre en la isla para siempre.

Recuerda seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram 

Visita crimepodpr.com para más detalles.

Música de fondo: "Hidden Truth" Rafael Crux

Audios: Wrestling Home MuseumRipper The Clown Show

Asistencia de investigación: Manolo Matos (Cucubano Podcast)

Otras Fuentes: "The Killing of Bruiser Brody"/ "Brody's Death: A Cover Up"


Support the show (https://www.patreon.com/crimepodpr)

Show Notes Transcript

La lucha libre en Puerto Rico estaba en su mejor momento a finales de los años 80.  Semana tras semana miles de puertorriqueños se daban cita para ver este espectáculo. Uno de los luchadores favoritos del público era Bruiser Brody, sin embargo en el 1988 ocurrió un evento que marcó la lucha libre en la isla para siempre.

Recuerda seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram 

Visita crimepodpr.com para más detalles.

Música de fondo: "Hidden Truth" Rafael Crux

Audios: Wrestling Home MuseumRipper The Clown Show

Asistencia de investigación: Manolo Matos (Cucubano Podcast)

Otras Fuentes: "The Killing of Bruiser Brody"/ "Brody's Death: A Cover Up"


Support the show (https://www.patreon.com/crimepodpr)

Saludos espero que se encuentren bien, hoy les quiero hablar de un evento que ocurrió hace más de 30 años en Puerto Rico, un incidente violento que cambió para siempre la lucha libre en la isla y provocó hasta cierto punto una decadencia de una empresa reconocida a nivel mundial como una de las mejores de lucha libre profesional.

Cuando yo era un niño, en los años 90’ y veía en la televisión un anuncio como el que acaban de escuchar de inmediato hacia todo lo posible por convencer a mi abuelo de que me llevara a ver la lucha libre. Yo no sabía lo que había pasado en el 1988. Yo sabía bien quien era el Invader #1, Carlitos Colón, Adbullah The Butcher y TNT. Sin embargo, no sabía en ese momento quién era Bruiser Brody.

La World Wrestling Council (WWC) o El Consejo Mundial de Lucha, es una compañía de lucha libre que fundada en el 1973 por Víctor Jovika y Carlos Colón quien quizás sea el luchador más famoso en la historia de Puerto Rico. Esta compañía fue por muchos años la principal promoción de lucha libre profesional de Puerto Rico y durante los años 1980 esta empresa era uno de los principales territorios de lucha libre en todo el mundo. Los fanáticos de la lucha libre de Puerto Rico se vivían los eventos, creían que la lucha libre era real y eran conocidos a nivel mundial por ser agresivos y por lanzarle todo tipo de objetos a los luchadores rudos, quienes hacían el papel de villanos. La lucha libre en Puerto Rico crecía grandemente en popularidad y en dinero, sin embargo, la llegada de Bruiser Brody a Puerto Rico cambiaría la historia de esta compañía para siempre.

Frank Donald Goodish nació el 18 de junio de 1946 en el estado de Pensilvania. Era un hombre con un físico impresionante que medía unos 6 pies y 6 pulgadas de estatura y pesaba más de 300 lbs. En su juventud Frank fue un jugador profesional de futbol americano, pero no logró el éxito que deseaba obtener en la NFL. Se convirtió entonces en un luchador profesional conocido por todo el mundo como Bruiser Brody. También había sido conocido como King Kong Brody, The Masked Marauder y Red River Jack. Brody era un luchador especialista en la lucha hardcore una de las modalidades más violentas y sangrientas de la lucha libre en donde armas tales como sillas, tenedores, cadenas, tachuelas, mesas y otros objetos eran requisito para entretener al público. Brody era una atracción especial de muchas compañías en todo el mundo. Luchaba en la World Class Championship Wrestling, la World Wrestling Federation, la Central States Wrestling, la Championship Wrestling de Florida, la American Wrestling Association, All Japan Pro Wrestling, y por supuesto El Consejo Mundial de Lucha en Puerto Rico.

El personaje de Bruiser Brody era un gigante desquiciado con pelo largo rizado y con una barba frondosa. Cuando tenía sus luchas sangrientas en las canchas y parques de Puerto Rico se metía en las gradas a pelear y el público salía huyendo despavorido. En muchas ocasiones le daba vueltas en el aire a una cadena casi golpeando a los fanáticos quienes corrían lejos de este luchador. Verlo en persona sangrando y haciendo que sus oponentes sangraran era un verdadero espectáculo. Como mencioné anteriormente muchos fanáticos pensaban que lo que acontecía allí era una realidad y que Brody era un verdadero salvaje. Sin embargo, Frank era un hombre tímido de pocas palabras, era buen esposo y padre de un niño. Su trabajo era viajar por el mundo con su personaje de Bruiser Brody aterrorizando a los fanáticos. 

Por otro José Huertas González, mejor conocido como El Invader #1 nació el 18 de marzo de 1946 en el pueblo de San Lorenzo. El invader es uno de los luchadores y personalidades más conocidas de la televisión en Puerto Rico. Su manera particular de hablar lo hace una figura inconfundible. En los años 80 El Invader trabajaba para el Consejo Mundial de Lucha Libre como luchador y era lo que le conoce en el mundo de la lucha libre como “booker”, que básicamente es la persona a cargo de hacer los libretos de las luchas y defijar el orden de algunas carteleras. El invader y Bruiser Brody se conocieron en los Estados Unidos pero su encuentro no fue uno bueno ya que Brody, según se cuenta, nunca quiso darle ningún tipo de respeto al Invader. El Invader tenía aspiraciones de crecer dentro de la WWF ahora mundialmente conocida como la WWE y se le asignó una lucha contra Bruiser Brody. El plan de la empresa era hacer lucir bien al Invader pero Brody no quería lucir mal ya que él también tenía aspiraciones propias.  En esta lucha, Brody le dio una verdadera paliza al Invader quien medía 5’ 10” y pesaba unas 220 lbs. y lo hizo lucir muy mal en su lucha. Otra cosa que se dice que en muchas ocasiones Brody se burlaba y hasta humillaba al Invader el frente a otros luchadores.

Bruiser Brody era un luchador con vasta experiencia y tenía aspiraciones más allá de ser un luchador. Brody quería ser parte de una empresa y tener algún tipo control creativo y ejecutivo dentro de la industria. Se cree que Brody había recibido una oferta por parte de Carlos Colon y Víctor Jovika que le otorgaría poderes dentro del consejo mundial de lucha algo que no le cayó muy bien al Invader ya que él, en esos momentos, estaba ganando poder dentro de la empresa y se sentía hasta cierto punto amenazado por la llegada de Brody. 

Unos años más tarde cuando Brody llegó a Puerto Rico ya El Invader era una figura importante y con bastante poder dentro de la empresa, además, estaba en su territorio y se lo hizo saber así a Brody. Carlos Colon y Victor Jovica reconocían el valor y la importancia de Bruiser Brody dentro de la lucha libre principalmente porque era un luchador muy bueno y sobre todo muy taquillero. Bruiser Brody y otro luchador norteamericano conocido en Puerto Rico como "El Vaquero" Stan Hansen impulsaron la lucha libre en Puerto Rico a niveles nunca antes vistos logrando meter miles y miles de personas a los estadios y canchas de toda la isla. Sin embargo, había un problema serio de dinero en WWC. Muchas veces los cheques rebotaban y los luchadores, especialmente los norteamericanos tenían problemas para cobrar su dinero, lo que generaba muchas molestias y provocaba que algunos luchadores simplemente no regresaran más a la isla. Se cree que en Puerto Rico le debían más de $25,000 a Bruiser Brody.

Los problemas entre El Invader y Brody continuaban. El Invader que como mencione antes estaba a cargo de planificar las luchas le decía algo a Brody cuando estaba en el ring pero Brody hacia otra cosa y cambiaba los planes del Invader. Esto era algo que Brody acostumbraba hacer en los otros territorios sin embargo en Puerto Rico esto era algo imperdonable. Ya el Invader no toleraba más lo que desde su punto de vista, eran faltas de respeto por parte de Bruiser Brody hacia su persona. 

El año 1988 comenzó con una tragedia en la vida del Invader #1, su hija quien era apenas un infante murió ahogada. Personas allegadas al Invader alegan que él estaba fuera de control debido a esto. El 16 de julio de 1988 Bruiser Brody viajó a San Juan ya que tenía una lucha pautada contra un luchador conocido como El Peligroso Dan Spivey. Algunos días atrás la esposa de Brody había perdido su embarazo y por esta razón no pudo viajar con su esposo a Puerto Rico como había planificado.

Más temprano ese día, según cuenta el luchador Dutch Martell, él se reunió con Bruiser Brody y otro luchador conocido como Tony Atlas en un hotel del Condado. Brody le dijo que Tony había conseguido a una persona que tenía un gimnasio en el área y que era un fanático de la lucha libre para que los llevara hasta el estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón a cambio de unas taquillas. Algunos minutos después Tony Atlas llegó hasta el hotel y de ahí salieron hacia el Juan Ramón Loubriel a eso de las 6:00 de la tarde y llegaron a su destino en algunos 20 minutos. Al llegar al estadio recogieron su equipaje y entraron hasta el área del camerino. Dutch cuenta que sintió cierta tensión en el aire. El ambiente estaba más cargado de lo normal. Al entrar al camerino Dutch cuenta que Carlos Colón y El Invader estaban sentados en una mesa conversando y que no los saludaron cuando los vieron entrar. Los luchadores que estaban en el camerino se preparaban para sus respectivas luchas, algunos desempacaban, otros se vestían y Tony Atlas sacó una libreta y se puso a dibujar. Según cuenta Tony, Brody se percató de que él estaba dibujando y le dijo que si podía hacerle un retrato de su hijo entonces sacó una foto de su hijo para darsela a Tony y en ese mismo instante el Invader le dijo a Brody que viniera un momento que tenía que hablar con él.

Tony se fijó que El Invader tenía una toalla envuelta en su mano. Brody siguió al Invader y entraron al área de las duchas la cual estaba dividida por una puerta de cristal semi transparente. Según cuenta Tony Atlas tan pronto Brody entró a las duchas se escuchó un grito, como un gemido. Tony pensó que El Invader le había dado un puño a Brody pero cuando miro de nuevo vio que el invader levantaba un cuchillo ensangrentado. Tony cuenta que corrió hacia las duchas y haló a Brody, en ese momento el cuchillo que estaba en la mano del Invader bajó y le cortó el pelo que tenía amarrado en forma de cola de caballo. 

Brody logró salir de las duchas hacia el área del camerino y cayó al suelo sosteniendo aún la foto de su hijo en la mano. 

Carlos Colón agarró al Invader quien se dice que aun trataba de atacar a Brody. Había una verdadera conmoción en el camerino de los luchadores.

Dutch Martell había salido unos minutos a ver como estaba el ambiente en el estadio y al regresar se encontró con el caos en el camerino. El luchador Chris Youngblood estaba histérico y le dijo que José había apuñalado a Brody. Dutch se asomó y vio a Brody tirado en el suelo rodeado de varios luchadores. Dutch pensaba que un tipo llamado José había entrado al camerino y había atacado a Brody, pero Chris le aclaró que había sido José Huertas, el Invader el que había apuñalado a Brody. 

Dutch caminó hacia donde estaba Brody tendido en el suelo, su rostro reflejaba incredulidad ante lo que estaba aconteciendo. Un doctor de apellido González que siempre estaba presente en las carteleras de lucha libre estaba atendía a Brody y lucía conmocionado. Brody tenía varias puñaladas profundas. De una de las heridas salían burbujas de aire y muy poca sangre. Esto significaba que probablemente el cuchillo le había perforado el pulmón y la ausencia de sangre significaba que Brody tenía sangrado interno. Dutch cuenta que mientras estaba en el suelo agonizando, Brody le pedía a Carlos Colón que por favor cuidara de su familia y cree que Brody sabía en ese momento que iba a morir. Sin embargo, en una entrevista que hizo Carlos Colón recientemente en un canal de YouTube llamado The Hannibal TV él niega este alegato y dice que tal vez no lo recuerda por el caos que había en ese momento. 

A través de la puerta semitransparente que daba acceso a las duchas se podía observar al Invader y a Víctor JoviKa gritándose el uno al otro y forcejeando. Había ruido en todas partes y mientras eso pasaba se estaba dando una lucha en el cuadrilátero que estaba en el medio del estadio Juan Ramón Loubriel de Bayamón. Como dicen en la industria del entretenimiento “El show debe continuar”.

En aquel momento no existía el sistema 9-1-1 en Puerto Rico y nadie tenía teléfonos celulares allí. Savio Vega y Chris Youngblood, que estaban presentes en el camerino durante el altercado, fueron hasta la oficina del estadio y llamaron a una emisora de radio la cual transmitió en vivo que se necesitaba una ambulancia en el estadio. Unos paramédicos que se encontraban comiendo en el estacionamiento de un establecimiento de comida rápida escucharon la transmisión y salieron hacia el estadio. La ambulancia tardó cerca de 45 minutos en llegar ya que, en el Coliseo Rubén Rodríguez, localizado frente al Estadio Juan Ramón Loubriel, se llevaba a cabo un concierto de Menudo y el tráfico estaba bastante pesado por estas dos presentaciones. 

Tony Atlas dice que pesar de lo que había ocurrido esa noche muchos de los luchadores continuaban vistiéndose y preparándose para sus respectivas luchas como si nada hubiese pasado. El Invader salió del area de las duchas con su camisa rasgada, tomó sus llaves y se marchó del lugar. Los paramédicos no podían subir a Brody a la camilla por lo que Tony Atlas recuerda que él levanto a Brody y lo subió a la camilla. También dice que él fue el único que se ofreció a acompañar a Brody en la ambulancia. De ahí partieron hacia el centro médico de Rio Piedras. Atlas dice que al llegar al hospital nadie parecía darle mucha importancia a Brody por lo que el agarró a un doctor lo levantó y lo llevó hasta donde se encontraba su amigo. Atlas le quitó las botas a Brody y se fijó que sus pies se estaban poniendo morados. El doctor se dio cuenta de inmediato de la gravedad del asunto y ordenó que se ingresara a Brody a la sala de operaciones.

Las heridas provocadas por el Invader perforaron el intestino y el hígado de Brody. Los médicos rápidamente operaron su intestino y le dijeron a Atlas que se fuera tranquilo mientras ellos trabajaban con el hígado de Brody, que todo iba a salir bien. Atlas regresó al estadio y cuenta que al entrar al camerino a nadie parecía importarle lo que le había pasado a Brody. Él cuenta además que la sangre de Brody aún seguía en el suelo y que los luchadores se reían y hacían chistes entre sí. Lo más increíble de todo es que Atlas se vistió y salió al estadio para su combate ante un luchador conocido como El Iron Shiek. Durante la lucha, Atlas le contó lo que había pasado con Brody y El Iron Shiek muy molesto terminó el combate y se fue al camerino de los rudos. Los luchadores tenían camerinos separados y en el camerino de los rudos no se sabía nada de lo ocurrido en el camerino opuesto hasta ese momento.

Un tiempo más tarde, El Invader regresó, continúo ejerciendo sus funciones en el camerino y dándole instrucciones a los luchadores como si nada. La policía de Puerto Rico entrevistó a Tony Atlas en el camerino. El policía que habló con Atlas le preguntó si él había visto al fanático que atacó a Brody, Atlas le respondió que ningún fanático había atacado a Brody y señaló al Invader como el atacante. En una entrevista que hizo el luchador Savio Vega, conocido en aquel entonces como TNT en el Podcast Cucubano de Manolo Matos, él cuenta que se encontraba en el camerino al momento del altercado y que el Invader molesto al ver que Tony Atlas lo señalaba ante la policía dijo en voz baja “Que quiere este que le pase lo mismo”.

En un relato muy dramático Tony Atlas cuenta que la última vez que vio a su amigo Frank este sostenía sus intestinos con una mano y la foto de su hijo con la otra.

Frank Goodsish, el temible Bruiser Brody falleció el 17 de julio de 1988 a las 4:30 de la mañana en el Centro Médico de Rio Piedras.

Esa madrugada la esposa de Carlos Colón llamó a Barbara Goodish, esposa de Brody y le dijo que su esposo había tenido un accidente y que tenía que viajar a Puerto Rico. Barbara quien estaba confundida llamó a Dutch Martell y este le comentó que era necesario que viniera a Puerto Rico ya que que Brody había tenido un accidente sin embargo tampoco le ofreció detalles.  Barbara de inmediato tomo el primer vuelo hacia San Juan junto a su hijo de 7 años Geoff. Al otro día, al llegar a la isla, El luchador Abdullah de Butcher se encontró con ella en el aeropuerto y le dijo ¿No sabes lo que pasó? Frank está muerto.  

Barbara estaba devastada y su hijo Geoff apenas entendía lo que estaba pasando. Ella tomó lo que en su opinión era la mejor decisión, cremar los restos de su esposo para poder llevárselo de Puerto Rico. En Puerto Rico se le hizo un funeral muy humilde y poco concurrido en la funeraria Levittown Memorial ya que allí ofrecían los servicios de cremación. Bruiser Brody, un hombre que llenaba coliseos y arenas en Puerto Rico, Japón y Estados Unidos fue velado ante la presencia de unos pocos luchadores, de Barbara y de su hijo Geoff. 

José Huertas González, El Invader #1 fue arrestado unos días más tarde, fue acusado de asesinato en 1er grado y ley de armas e ingresado en la Penitenciaria Estatal de Rio Piedras conocida como El Oso Blanco. La defensa del Invader logro que el cargo de asesinato en primer grado fuese reducido a homicidio involuntario y fue puesto en libertad condicional en lo que se celebrara su juicio. 

El proceso judicial en contra del Invader fue presidido por el juez Rodolfo Cruz Contreras. Los abogados del Invader alegaban que el ataque hacia Bruiser Brody había sido en defensa propia. El luchador Tony Atlas dice que él nunca fue citado como testigo y Dutch Martell dice que recibió su citación para comparecer una vez ya el juicio había terminado. El jurado tomó unas 3 horas en llegar a una decisión y con un veredicto de 9 a 3 El Invader fue absuelto de todos los cargos que pesaban en su contra. Cuando El jurado leyó el veredicto El Invader y sus familiares comenzaron a llorar y a abrazarse. El Invader le dijo a la presna que nunca perdió la fé y que estaba muy agradecido por la labor de sus abogados.

Existen muchos rumores, teorías y chismes sobre este caso. Se alega que hubo encubrimiento por parte de algunos luchadores y de la propia empresa de lucha libre de Puerto Rico. 

Una de las alegaciones que se hace es que los encargados de la WWC, entorpecieron el proceso de facilitarle a la fiscalía las direcciones y/o números de teléfono de los luchadores estadounidenses para que pudiesen ser citados a testificar.

También se alega que algunos luchadores temían perder su fuente de ingresos y testificaron a favor del Invader y de la teoría de la defensa propia.

Luego de este terrible incidente el Invader continúo siendo una figura importante en la isla. En los años 90 fue promotor de la campaña Dile No A Las Drogas, de la buena alimentación y de hacer ejercicios. El invader salía en toda clase de programas de televisión, desde programas de niños, programas de comedia, hasta programas de chismes. Fue y todavía es una de las figuras más queridas de la lucha libre en Puerto Rico. Sin embargo, la muerte de Bruiser Brody será un evento que marcará su legado por el resto de su vida.

Lo todos sabemos sobre la muerte de Bruiser Brody es que fue apuñalado por el Invader Numero 1 y que murió a causa de las heridas sufridas. Quien único sabe la verdad de lo que pasó aquel día en las duchas del Juan Ramón Loubriel de Bayamón es José Huertas González.

Quiero agradecer a Manolo Matos del Podcast Cucubano por haberme ayudado a obtener información muy valiosa para poder traerles este episodio. Si les interesa este tema les recomiendo que escuchen el episodio numero de 100 de su podcast en el cual Manolo conversa con Savio Vega, uno de los luchadores que estuvo esa noche en el camerino cuando apuñalaron a Bruiser Brody. También les recomiendo que vean el documental The Killing of Bruiser Brody del Vice.